La burbuja cósmica

El Hubble descubre una ‘pompa’ de gas en otra galaxia

Burbuja de gas captada por el 'Hubble' en la Gran Nube de Magallanes. |ESABurbuja de gas captada por el ‘Hubble’ en la Gran Nube de Magallanes. |ESA
  • Procede de la explosión de una supernova ocurrida hace 400 años
  • Se expande a una velocidad de 18 kilómetros por hora
Actualizado sábado 18/12/2010 17:50 horas

El telescopio espacial ‘Hubble’ ha localizado una sorprendente pompa de gas en nuestra galaxia enana vecina, la Gran Nube de Magallanes. Esta enorme burbuja transparente y rojiza se formó tras la explosión de una supernova hace cuatro siglos y fue localizada en una serie de las observaciones hechas entre 2006 y 2010, según la Agencia Espacial Europea (ESA).

La delicada burbuja parece flotar apaciblemente en las profundidades del espacio, pero según los astrónomos tras esa calma se oculta una gran agitación interna.

Denominada como SNR B0509-67.5, se cree que es el remanente visible de una explosión estelar de gran alcance en la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia que está a solo 160.000 años luz de la Tierra.

Las ondulaciones que se observan en su superficie podrían estar causadas por sutiles variaciones en la densidad del gas interestelar de su ambiente o ser consecuencia de los fragmentos de la explosión inicial que hay en su interior.

La superficie total de la esfera de gas es de 23 años luz y se va ampliando en más de 18 millones de kilómetros por hora.

Los astrónomos afirman que la explosión que la provocó es un ejemplo de una variedad especialmente brillante y energética de supernova. Estos fenómenos, llamados de tipo Ia, se cree que ser producen cuando una estrella blanca roba material a su compañera en un sistema binario.

La cámara del telescopio ‘Hubble’ observó este resto de la explosión por primera vez el 28 de octubre de 2006 gracias a un filtro que aísla la luz del hidrógeno que brilla intensamente.

Estas observaciones se combinaron con las imágenes de la luz visible de la estrella circundante que se reflejaron en otra cámara el 3 y el 4 de noviembre de 2010.

Con una edad de cerca de 400 años, la supernova pudo haber sido visible a los observadores del hemisferio meridional alrededor del año 1600, aunque no hayan quedado registros de la noticia sobre una nueva estrella en sea dirección.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s