Algunas recomendaciones para niños y jóvenes.

NARRATIVA PARA NIÑOS

Marisol Ortiz de Zárate. La canción de Shao Li (2009). Barcelona: Bambú, 2010, 2ª ed.; 153 pp.; col. Exit; ISBN: 978-84-8343-058-3.

Natalia cuenta lo que les sucedió a ella y a su hermano Airon en Londres, el año 2013, cuando tenía unos doce años. Natalia había sido seleccionada para participar en un programa televisivo titulado «Un minuto de gloria», que tendría lugar el día de Nochebuena, pero, en el viaje en metro desde el aeropuerto hasta el centro de Londres, se pierden y vagan por la ciudad durante horas. Natalia vuelve atrás algunas veces para contar hechos de su infancia que explican su situación actual, y, en particular, su amistad con una niña china llamada Shao Li.

La historia tiene tensión, es deudora de los relatos populares donde los niños se pierden en el bosque y han de reencontrar su camino y, a su modo, también se podría llamar dickensiana. Es destacable la naturalidad de la narración y de los diálogos.

Ian Beck. La historia secreta de Tom Trueheart (The Secret History of Tom Trueheart, 2006). Madrid: Palabra, 2010; 265 pp.; col. la mochila de Astor; trad. de Luis Antonio de Larrauri; ISBN: 978-84-9840-377-0.

La familia Trueheart, compuesta por la madre y siete hermanos, pues el padre desapareció hace tiempo en una misión, es la última de las grandes familias aventureras. Todos los hermanos son aventureros profesionales menos Tom, el pequeño, a punto de cumplir doce años. Cuando ninguno regresa para su cumpleaños, el Ministerio de Relatos toma cartas en el asunto y encarga una misión a Tom: entrar en el País de las Historias Fantásticas para buscar a sus hermanos y conseguir que puedan finalizar sus aventuras.

Relato con un planteamiento ingenioso que respira buen humor. El lector que conoce los cuentos originales siente curiosidad por ver cómo se va enredando y desenredando todo. Es también certera la idea detrás de toda la historia:que sea un niño como Tom, en definitiva el lector, quien termine las historias y, al final, sea su principal protagonista.

Ian Beck, Tom Trueheart y el País de las Historias Oscuras. (Tom Trueheart And The Land Of Dark Stories, 2009). Madrid: Palabra, 2010; 320 pp.; col. la mochila de Astor; ISBN: 978-84-9840-489-0.

Segundo libro de la trilogía que comenzó con La historia secreta de Tom Trueheart. Comienza con los preparativos para la boda de cinco Trueheart, con sus novias -Blancanieves, Cenicienta, Rapunzel, Dalia y la Bella Durmiente-, y con el desasosiego del pequeño Tom, que debe hacer de paje. En medio de la boda reaparece el malvado Rocolmedo, que desea terminar con el mundo seguro y acogedor en el que los relatos tienen soluciones bonitas y finales felices, por lo que impide las bodas y se lleva secuestrados a príncipes y princesas al País de las Historias Oscuras. El relato es igual de ameno que el anterior.

Rodrigo Muñoz Avia. Mi hermano el genio (2010). Barcelona: Edebé, 2010; 182 pp.; col Tucán; ilust. de Jordi Sempere; ISBN: 978-84-236-7826-6.

Buen relato de vida familiar, del mismo tipo que Los perfectos, otra obra del autor de hace un año.

Lola, diez años, jugadora del equipo de fútbol de su colegio, habla de su vida familiar, dominada porque su hermano Gracián, mayor que ella, es un pianista prometedor a quien sus padres, y especialmente su madre, consideran un genio. El conflicto estalla cuando sus padres quieren que Lola vaya a ver un concurso que puede ganar su hermano y que, por ese motivo, no juegue un partido de fútbol importante.

El obvio acento crítico hacia actitudes como la de la madre de Lola es amable y no está recargado. La narración es divertida pues Lola es una chica simpática y, por momentos, muy chistosa.


NARRATIVA JUVENIL

Jacqueline Kelly. La evolución de Calpurnia Tate (The Evolution of Calpurnia Tate, 2009). Barcelona: Roca editorial, 2010; 268 pp.; trad. de Isabel Margelí; ISBN: 978-84-9918-103-5.

1899, Fentress, ciudad al sur de Austin, Texas. La narradora, una lista chica de casi doce años, es Calpurnia Virginia Tate. Su familia es pudiente; su padre posee una máquina limpiadora de algodón; su madre desea que aprenda cocina y bordado; y el personaje decisivo es su abuelo, un naturalista seguidor de las teorías darwinistas que hace de Calpurnia su discípula y colaboradora.

La novela retrata la familia y la sociedad en la que vive la protagonista por medio de una sucesión de incidentes. La principal tensión viene de los choques entre los deseos de Calpurnia de hacer unas cosas y los deseos de su madre de que aprenda y haga otras. Además, su abuelo y ella descubren una nueva especie de algarrobo y esperan que las sociedades científicas lo reconozcan. Otros episodios podrían llamarse costumbristas.

La novela es amena aunque algunos tramos dedicados a las observaciones de campo y a las anotaciones en su libreta de Calpurnia ralentizan algo la narración y tienen el claro propósito de avivar el interés por el trabajo científico.

Alan Bradley. Flavia de los extraños talentos (The Sweetness at the Bottom of the Pie, 2007). Barcelona: Planeta, 2009; 423 pp.; trad. de Montse Triviño; 423 pp.; ISBN: 978-84-08-08846-2.

1950, verano, pequeña ciudad inglesa llamada Bishop’s Lacey. En la gran casa de Buckshaw vive la familia De Luce, compuesta por el padre, viudo, completamente absorto en su ocupación de filatelista; las hijas mayores, Ophelia and Daphne, absortas a su vez con sus intereses amorosos y sus novelones; y la protagonista y narradora, Flavia, que se pasa el tiempo en un laboratorio heredado de su madre, a la que no llegó a conocer pues falleció cuando ella era muy pequeña. Un día Flavia oye una violenta y confusa conversación entre su padre y un desconocido, a quien encuentra moribundo, a la mañana siguiente, en su huerto.

La novela, que al principio parece tener aires góticos por el misterioso caserón donde viven los De Luce y por las inquietantes jugarretas que Flavia gasta a sus hermanas, se convierte luego en una novela policiaca que se centra en aclarar no sólo los misterios del presente sino también los del pasado. Lo sobresaliente de la historia está en Flavia, que cuenta las cosas muy bien, tiene unos excepcionales conocimientos de química, y es descarada, mentirosa, entrometida e insistente hasta decir basta.

Santiago Herraiz. Llora Jerusalén (2009). Madrid: Bruño, 2009; 176 pp.; col. Paralelo Cero; ISBN: 978-84-216-6293-9.

Nora, una chica de dieciséis años que vive con sus abuelos en Jerusalén, comienza su narración cuando una compañera de clase se suicida en un atentado terrorista en el que mueren varias personas más. Pocos días después, en una celebración familiar a la que ha sido invitada por su amiga Fátima, Nora es testigo de cómo un primo de Fátima, Ahmed, un chico de pocos años, es alcanzado por una bala disparada por soldados israelíes. En medio de la irracionalidad de los atentados suicidas y de las decisiones políticas y militares que azuzan más el odio, Nora ve cómo hay quienes optan por el perdón y también conoce por fin quiénes fueron sus padres.

Relato intenso que no da respiro al lector. Nora es una chica lista que desea comprender y que es capaz de mantener una gran entereza en situaciones límite. Su narración muestra las distintas caras del conflicto por medio de sus reflexiones y de sus conversaciones. A través del comportamiento de algunos personajes, se acentúa el valor de quienes optan por el perdón e intentan actuar con sentido de la justicia. Se puede objetar que los diálogos son demasiado buenos y, por tanto, irreales tal como están contados, pero es cierto que la literatura, y en particular la literatura juvenil, también es eso: hacer más corta una historia larga, hacer comprender más con menos.

James Thurber. Los trece relojes (The 13 Clocks, 1950). Barcelona: Ático de los libros, 2010; 121 pp.; ilust. de Marc Simont; trad. de Joan Eloi Roca; prólogo de Neil Gaiman; ISBN: 978-84-937809-2-0.

El malvado duque del Castillo del Ataúd mató el Tiempo y, por eso, los trece relojes de su castillo están parados a las cinco menos diez. Cuando el misterioso trovador Xingu pide la mano de Saralinda, la sobrina del duque, la prueba que debe cumplir es conseguir mil piedras preciosas en noventa y nueve horas y regresar cuando los relojes que nunca dan las cinco marquen esa hora. Menos mal que cuenta con el consejo de un personaje tan inolvidable como el olvidadizo Gólux.

Relato que, si atendemos a su sentido de la ironía y a los giros extravagantes de su argumento, no es un libro infantil sino un libro para ciertos lectores que disfrutan especialmente con el nonsense y los ejercicios de ingenio. Pero sí podemos considerarlo infantil si pensamos en lectores-oyentes especiales: tiene un gran valor como lectura en voz alta (en inglés), pues son muchos los juegos con el lenguaje:hay rimas internas y muchas palabras y frases que suenan muy apropiadas a lo que se cuenta.

Uno de sus principales méritos es el de estar en el origen de la numerosa fantasía humorística y autoreferencial que fue llegando décadas después.

Alessandro D’avenia. Blanca como la nieve, roja como la sangre (Bianca come il latte, rossa come il sangue, 2010). Barcelona: Grijalbo, 2010; 224 pp.; trad. de César Palma; ISBN: 978-84-253-4424-4.

Leo, un chico de 16 años que escribe muy muy bien, habla de su vida familiar y colegial, y cuenta su amor por Beatrice —con quien al principio todavía no ha hablado—, su amistad con Silvia —que le ayuda continuamente en clase—, y con Niko —su amigo del alma con quien sale y juega al fútbol—, y su relación con un joven y nuevo profesor de literatura al que llama el Soñador. Pero, antes de que le pueda decir a Beatrice lo que siente por ella, se entera de que tiene leucemia.

Novela de profesor en la que los incidentes del argumento van directos a tocar el corazón de los lectores, y, sobre todo, lectoras. El narrador alterna descripciones poéticas, con desahogos críticos hacia el mundo adulto y las cosas que no entiende. Alterna escenas de clase, de deporte, de calle, de casa, y de hospital; tampoco faltan comentarios cómicos.

Rosemary Sutcliff. Desterrado (Outcast, 1955). Barcelona: Plataforma Editorial, 2010; 300 pp.; trad. de Juan M. Valcárcel; ISBN: 978-84-96981-00-3.

Relato ambientado en la época del dominio de Roma sobre Britania.

Beric, un niño romano de pocos meses que sobrevive a un naufragio, es educado en una tribu celta como uno más. Cuando tiene dieciséis años es desterrado debido a que un druida atribuye a su presencia las desgracias que sufre su pueblo. Luego es engañado por un mercader griego y hecho esclavo. En Roma es comprado por un magistrado romano de cuya casa termina huyendo. Capturado de nuevo, es condenado a galeras que, al cabo de un tiempo, han de navegar hasta Britania.

Como en las demás novelas de Sucliff, el protagonista es un hombre desplazado y maltratado por la vida. Esta vez, aunque no tenga ni ninguna tara física como en otras ocasiones, las desgracias van cayendo sobre él hasta casi abatirle por completo. Se presentan con contención varias escenas brutales de peleas y de castigos. Con sus descripciones precisas y poéticas, la autora tiene una gran capacidad de poner en pie a los personajes y de dar vida a lo que ocurre, así como un notable poder de conducir al lector a reflexiones de más alcance.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s