Miércoles santo.

Mateo 26, 14-25

“Ellos le prometieron treinta monedas de plata.”

Judas rechaza a Cristo. Y va a buscar un sustituto que llene el vacío que dejó en su corazón. Y se queda con las treinta monedas de plata.

¿Puede este dinero saciar su hambre de amor y de sentido? El pecado es esto: buscarse alegría fuera del amor, fuera de Dios.

Cuando no oigo tu voz, Jesús…

cuando no pongo en práctica tu Palabra…

cuando me aparto de ti…

cuando rechazo serte fiel…

lleno mis manos con treinta monedas. Y quedo con el corazón vacío y dolorido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s